Inicio cantabria “Cantabria continúa siendo la tercera comunidad con la tasa de abandono escolar...

“Cantabria continúa siendo la tercera comunidad con la tasa de abandono escolar más baja, que se sitúa en un 7,4%.”

MADRID/SANTANDER, 29 (EUROPA PRESS)

La tasa de abandono escolar de Cantabria, del 7,4% en 2023, se sitúa por debajo de la media nacional del 13,6%, según los datos de la Encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística (INE).

De este modo, Cantabria se mantiene como la tercera comunidad autónoma con la tasa más de abandono escolar más baja, y además la ha reducido 1,5 puntos respecto a la de 2022, que era del 8.9%.

Islas Baleares (19,1%), la Región de Murcia (19%), Andalucía (16,8%), Castilla-La Mancha (15,7%), Canarias (15,1%), Comunidad Valenciana (14,3%) y Cataluña (14%), además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, son las regiones con mayor tasa de abandono escolar en España, todas ellas por encima de la media nacional (13,6% en 2023).

Así lo reflejan los datos de la Encuesta de Población Activa del INE, recogidos por Europa Press, que indican que el abandono temprano de la educación y la formación en España se sitúa en el 13,6%, lo que supone una disminución de 0,3 puntos porcentuales respecto al año anterior (13,9% en 2022).

Por debajo de la media nacional se encuentran la Comunidad Foral de Navarra (6,3%), País Vasco (6,4%), Cantabria (7,4%), Galicia (8,8%), La Rioja (9,4%), Castilla y León (9,9%), Asturias (10,1%), Aragón (10,2%), Extremadura (10,3%) y la Comunidad de Madrid (12,6%).

Comparado con el año 2013, hace una década, cuando el porcentaje de abandono era del 23,6%, se ha producido una bajada de 10 puntos porcentuales.

El año pasado la diferencia entre el dato de los hombres (15,8%) y el de las mujeres (11,3%) sigue siendo muy significativa, 4,5 puntos porcentuales, aunque se ha reducido desde los 7,4 puntos de diferencia existentes en 2013.

También destaca el distinto comportamiento que ha tenido este indicador en el año 2023 para los hombres, habiendo disminuido 0,7 puntos, mientras que para las mujeres ha aumentado 0,1 puntos porcentuales.

Leer más:  Las previsiones de Hostelería indican que Cantabria estará completamente ocupada durante el puente de agosto

Por su parte, el nivel de formación de la población joven, tomando como referencia el indicador de porcentaje de población de 20-24 años que ha alcanzado al menos el nivel de segunda etapa de Educación Secundaria, en el año 2023 se sitúa en el 79,1%, 15,3 puntos por encima del dato de 2013 (63,8%), y superando al del año anterior en 0,4 puntos (78,7% en 2022).

Comparado con la media europea, la diferencia ha pasado de 17,1 puntos inferior a ella en 2013 a 4,5 puntos en 2023, comparando con el último dato de la media europea disponible (83,6% en 2022).

Al igual que en el indicador de abandono, la diferencia entre sexos es muy significativa, siendo en 2023 el porcentaje de mujeres de 20 a 24 años que han completado al menos la segunda etapa de Educación Secundaria del 82,3%, 6,2 puntos superior al dato de los hombres (76,1%), y habiéndose reducido la diferencia entre ambos sexos respecto a la existente en 2013 (11 puntos).

En el año 2023 el 52,1% de la población de 25-34 años ha alcanzado el nivel de Educación Superior, dicho nivel (+1,6 puntos más que en el año anterior) se sitúa por encima de la media europea de 2022 (42%). Destaca el porcentaje en el caso de las mujeres, 58%, que supera al de hombres, 46,3%, siendo 11,7 puntos superior, aunque en el último año el incremento para los hombres de este porcentaje, 2,2 puntos, ha sido mayor que para las mujeres, 1 punto.

El indicador de participación de la población adulta en formación, considerado como el porcentaje de la población de 25-64 años que ha seguido algún tipo de formación en las cuatro últimas semanas, presenta un crecimiento significativo en 2023, alcanzando el 15,9%, lo que supone una mejora de 0,6 puntos con respecto al año pasado.

Por sexo, las mujeres presentan un porcentaje más alto de participación (17,7%) que los hombres(14,0%), 3,7 puntos de diferencia. El porcentaje de participación para las mujeres se ha incrementado en 0,7 puntos y para los hombres en 0,4 puntos.

Leer más:  Desarticulado un laboratorio de metanfetaminas en Oriñon que abastecía a Cantabria y Vizcaya

Islas Baleares (19,1%), la Región de Murcia (19%), Andalucía (16,8%), Castilla-La Mancha (15,7%), Canarias (15,1%), Comunidad Valenciana (14,3%) y Cataluña (14%), además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, son las regiones con mayor tasa de abandono escolar en España, todas ellas por encima de la media nacional (13,6% en 2023), como .

Así lo reflejan los datos de la Encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística (INE), recogidos por Europa Press, que indican que el abandono temprano de la educación y la formación en España se sitúa en el 13,6%, lo que supone una disminución de 0,3 puntos porcentuales respecto al año anterior (13,9% en 2022).

Por encima de la media nacional, se encuentran la Comunidad Foral de Navarra (6,3%), País Vasco (6,4%), Cantabria (7,4%), Galicia (8,8%), La Rioja (9,4%), Castilla y León (9,9%), Asturias (10,1%), Aragón (10,2%), Extremadura (10,3%) y la Comunidad de Madrid (12,6%).

Comparado con el año 2013, hace una década, cuando el porcentaje de abandono era del 23,6%, se ha producido una bajada de 10 puntos porcentuales.

El año pasado la diferencia entre el dato de los hombres (15,8%) y el de las mujeres (11,3%) sigue siendo muy significativa, 4,5 puntos porcentuales, aunque se ha reducido desde los 7,4 puntos de diferencia existentes en 2013.

También destaca el distinto comportamiento que ha tenido este indicador en el año 2023 para los hombres, habiendo disminuido 0,7 puntos, mientras que para las mujeres ha aumentado 0,1 puntos porcentuales.

Por su parte, el nivel de formación de la población joven, tomando como referencia el indicador de porcentaje de población de 20-24 años que ha alcanzado al menos el nivel de segunda etapa de Educación Secundaria, en el año 2023 se sitúa en el 79,1%, 15,3 puntos por encima del dato de 2013 (63,8%), y superando al del año anterior en 0,4 puntos (78,7% en 2022).

Leer más:  La universidad es defendida por Siri Hustvedt como un espacio libre de censura, donde el aprendizaje es una necesidad urgente

Comparado con la media europea, la diferencia ha pasado de 17,1 puntos inferior a ella en 2013 a 4,5 puntos en 2023, comparando con el último dato de la media europea disponible (83,6% en 2022).

Al igual que en el indicador de abandono, la diferencia entre sexos es muy significativa, siendo en 2023 el porcentaje de mujeres de 20 a 24 años que han completado al menos la segunda etapa de Educación Secundaria del 82,3%, 6,2 puntos superior al dato de los hombres (76,1%), y habiéndose reducido la diferencia entre ambos sexos respecto a la existente en 2013 (11 puntos).

En el año 2023 el 52,1% de la población de 25-34 años ha alcanzado el nivel de Educación Superior, dicho nivel (+1,6 puntos más que en el año anterior) se sitúa por encima de la media europea de 2022 (42%). Destaca el porcentaje en el caso de las mujeres, 58%, que supera al de hombres, 46,3%, siendo 11,7 puntos superior, aunque en el último año el incremento para los hombres de este porcentaje, 2,2 puntos, ha sido mayor que para las mujeres, 1 punto.

El indicador de participación de la población adulta en formación, considerado como el porcentaje de la población de 25-64 años que ha seguido algún tipo de formación en las cuatro últimas semanas, presenta un crecimiento significativo en 2023, alcanzando el 15,9%, lo que supone una mejora de 0,6 puntos con respecto al año pasado.

Por sexo, las mujeres presentan un porcentaje más alto de participación (17,7%) que los hombres(14,0%), 3,7 puntos de diferencia. El porcentaje de participación para las mujeres se ha incrementado en 0,7 puntos y para los hombres en 0,4 puntos.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorEl ICASS se suma a la campaña de concienciación sobre el reciclaje de residuos domésticos de MARE
Artículo siguienteFundaciones empresariales y mayores: Estas son las que lideran las iniciativas para los sénior y las que se quedan atrás