Inicio cantabria Renfe modifica los horarios de los trenes que van a Santander debido...

Renfe modifica los horarios de los trenes que van a Santander debido a las obras de ampliación en la estación de Chamartín

Se mantienen las plazas ofertadas y frecuencias, aunque con modificaciones horarias y algunos transbordos

SANTANDER, 8 (EUROPA PRESS)

Renfe reorganizará los servicios ferroviarios que conectan Madrid con Santander y el resto del norte peninsular a partir del 8 de abril y hasta el mes de julio, por las obras de Adif en la estación Chamartín Clara Campoamor, en la capital, para duplicar la capacidad de trenes de larga distancia y AVE.

El nuevo plan de transporte diseñado por ambas empresas públicas mantiene las plazas ofertas y frecuencias previstas a Cantabria, aunque con modificaciones horarias y algunos transbordos, ha apuntado la entidad responsable de los viajeros.

La reorganización de los servicios se prolongará mientras duren los trabajos, hasta el mes de julio, y las modificaciones horarias se podrán consultar en renfe.com a lo largo de la semana próxima, cuando se podrán adquirir también los billetes hasta el 6 de mayo.

Las obras de mejora y transformación de Chamartín conllevarán una reorganización del servicio, al afectar directamente a varias vías de la estación madrileña, con el consiguiente ajuste de la capacidad operativa de la terminal.

Leer más:  Un motorista de 61 años muere al perder el control de su vehículo en la S-20 y chocar contra un panel en una rotonda

Para optimizarla, Renfe y Adif han diseñado un plan de transporte que permite mantener la oferta de plazas actual. De momento, la empresa de viajeros sacará a lo largo de la semana próxima a la venta los billetes para viajar hasta el 6 de mayo, con la intención de que los usuarios puedan disponer de una oferta comercial para organizar sus desplazamientos después de Semana Santa.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorWeOk avanza en Europa con una nueva sede en Italia
Artículo siguienteInnovación y sostenibilidad turística de la mano de T-Systems, Acciona, Meliá, Ecoembes y Renfe