Inicio cantabria El índice de riesgo de pobreza o exclusión social en Cantabria se...

El índice de riesgo de pobreza o exclusión social en Cantabria se incrementa al 22%

Disminuye ligeramente el porcentaje de los hogares con algún tipo de dificultad para llegar a fin de mes, hasta el 42,8%

SANTANDER, 30 (EUROPA PRESS)

El 22% de los cántabros estaba en riesgo de pobreza o exclusión social en 2023, lo que supone 2,5 puntos porcentuales más que hace un año (19,5%), según la Encuesta de Condiciones de Vida que publica este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así, Cantabria ha descendido de ser en 2022 la cuarta comunidad con una tasa de riesgo de pobreza o exclusión más baja a ocupar la octava posición, aunque se sitúa 4,5 puntos por debajo de la tasa media del país, pues el 26,5% de la población española estaba en riesgo de pobreza o exclusión social Arope (por sus siglas en inglés, At Risk Of Poverty or social Exclusion).

En concreto, el 15,2% de los cántabros estaba en riesgo de pobreza, 0,4 puntos más que un año antes pero 5 puntos menos que a nivel nacional (20,2), la sexta comunidad con menor proporción.

Un 6,2% de la población de Cantabria tiene carencia material y social severa, el tercer porcentaje más bajo de las comunidades tras Baleares (6,1%) y País Vasco (5,6%), y similar al de Navarra, mientras que la media nacional se situó en el 9%.

Leer más:  El Día del Flamenco es celebrado por Santander con un espectáculo y una exposición de estudiantes de diversas escuelas

En cuanto al tercer componente de la tasa Arope, la baja intensidad en el empleo, en Cantabria se situó en el 9,8%, superior a la media (8,4%) y la quinta más elevada de las regiones.

Según el INE, el 42,8% de los hogares cántabros presentan algún tipo de dificultad para llegar a fin de mes, dos décimas menos que en 2022.

El mayor aumento se da en el número de hogares ‘Con mucha dificultad’ para llegar a fin de mes, que en 2023 eran el 7,2%, frente al 6,6% de 2022. Con hogares ‘Con dificultades’ ascienden del 11 al 11,9%, mientras que el único grupo que disminuye son los que presentan ‘Cierta dificultad’, que se reducen al 23,7% desde el 25,4% de 2022.

En el lado opuesto, el de la facilidad, aumenta al 57% (56,7% en 2022). Los hogares que llegan a fin de mes ‘Con cierta facilidad’ son el 29,15 –el grupo más numeroso del total–, ‘Con falicidad’, el 23,2% y ‘Con mucha facilidad’, el 4,7%.

Entre otros datos del INE, el 32% de los cántabros no puede permitirse ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año, en el medio de la tabla aunque por debajo de la media del país (33,1%).

Leer más:  El inicio de las operaciones del Juzgado de Instancia número 13 de Santander está previsto para junio, según estimaciones del Gobierno

Además, un 25,8% de los habitantes de Cantabria no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos, el segundo porcentaje más bajo de las comunidades tras País Vasco (20,6%) y más de 11 puntos inferior al medio del 37,1%.

Por su parte, los cántabros son los que menos dicen tener retrasos en pagos relacionados con la vivienda principal o en compras a plazos, solo un 7,2% reconoce esta problemática, la menor proporción del país, donde esta situación afecta de media al 13,6% de la población.

Y nuevamente Cantabria es la cuarta comunidad con menor porcentaje de población que tiene “mucha dificultad” para llegar a fin de mes, con un 5,8% de ciudadanos que así lo reconoce, frente al 8,7% del total de España.

Atendiendo a la carencia de estos tres conceptos más el de la población “con mucha dificultad para llegar a fin de mes’, en la encuesta de 2023 el 28,3% de los hogares de Cantabria no pueden permitirse al menos dos, que aumenta frente al año anterior (25,7%), pero frente a la media nacional del 32,7%.

Leer más:  Durante el mes de marzo, las reservas de alojamiento en hoteles en Cantabria aumentaron un 40,79%

El porcentaje de hogares de Cantabria con carencia de al menos tres conceptos ha aumentado con respecto al año anterior, hasta situarse en el 16,2 (14,41% en 2022). En España también aumenta, pasando del 17,2% al 18,4%.

La carencia material severa, es decir, aquellos hogares que no pueden permitirse al menos cuatro de los conceptos estudiados, alcanza en Cantabria el 9,3% frente al 5% de 2022. Mientras, para el conjunto del país en el mismo periodo aumenta del 7,8% al 8,5%.

VIVIENDA

El régimen de tenencia mayoritario de la vivienda principal en Cantabria, al igual que en España, es la propiedad, si bien disminuye del 80,2% al 78,9%.

El alquiler es la segunda opción más numerosa en la región. El alquiler a precio de mercado representa el 14%, dos décimas por encima de la registrada en 2022. El alquiler a precio inferior al precio de mercado ha crecido hasta el 1,5% frente al 0,7% del año anterior. La cesión gratuita de vivienda en Cantabria representa el 5,5%, dos décimas superior a la de hace un año.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorCómo el auditor se convierte en una figura esencial en la reestructuración empresarial
Artículo siguienteLa presencia del olivar impulsa el desarrollo del turismo rural en centenares de localidades en España