Inicio santander Puig debutará en la Bolsa el viernes a un precio de 24,5...

Puig debutará en la Bolsa el viernes a un precio de 24,5 euros por acción, colocándose en el rango más alto de los precios y con una valoración de 13.920 millones de euros

Protagoniza esta semana la mayor salida a Bolsa de Europa del año

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

La firma de cosmética Puig comenzará a cotizar este viernes, 3 de mayo, a un precio de 24,5 euros por acción, el más alto de la horquilla fijada en el folleto, lo que supone una capitalización bursátil de 13.920 millones de euros en la que será la mayor salida a Bolsa de Europa en lo que va de año.

En concreto, las acciones de la compañía catalana, que contemplaba un rango de precios de entre 22 y 24,50 euros por acción para debutar en Bolsa, cotizarán en las Bolsas de Valores de Barcelona, Madrid, Bilbao y Valencia con la etiqueta de cotización ‘Puig’ a través del Sistema de Interconexión Bursátil (Mercado Continuo).

“Hoy se abre un nuevo y decisivo capítulo en los 110 años de historia de Puig. El precio de nuestra oferta refleja la importante demanda de los inversores y es un reconocimiento del duro trabajo y la dedicación inquebrantable de todos los equipos de Puig, que demuestran creatividad y pasión por la innovación cada día. Agradecemos el apoyo de los inversores a nuestra estrategia de crecimiento y éxito en el mercado global de la ‘belleza premium’ gracias a una cartera de marcas única”, ha subrayado el presidente ejecutivo de Puig, Marc Puig.

La compañía ha subrayado que la oferta ha sido sobresuscrita múltiples veces en todo el rango de precios, lo que demuestra “la importante demanda de inversores institucionales internacionales y nacionales”.

De hecho, tras la apertura del libro de órdenes por parte de las entidades colocadoras un día después de anunciar la salida a Bolsa, la firma de cosmética Puig logró ya la sobresuscripción de la oferta, cuyo tamaño es de hasta 3.000 millones de euros.

Leer más:  Santander aprueba el incremento del 2,3% en los servicios de agua y alcantarillado, además de eliminar la tasa de apertura de locales

Fuentes conocedoras de la operación han señalado a Europa Press que “ha habido mucha demanda”, lo que garantiza la operación, teniendo en cuenta que ha habido órdenes suficientes por parte de inversores para cubrir el tamaño de la oferta.

La operación, dirigida a inversores institucionales, consiste en una oferta pública de suscripción (OPS) de nuevas acciones de clase B (51,02 millones de títulos), con menos derechos políticos, y una oferta pública de venta (OPV) de acciones en manos de la familia Puig.

Así, con el tramo de la OPS la firma ha logrado unos ingresos brutos de aproximadamente 1.250 millones de euros de nuevos fondos para la sociedad, que utilizará para fines corporativos generales, entre ellos, la refinanciación de las adquisiciones de participaciones adicionales de Byredo y Charlotte Tilbury, y el apoyo a la estrategia de crecimiento del porfolio y las marcas de la compañía.

Además de las nuevas acciones de la oferta, se han adjudicado 55,51 millones de acciones secundarias por parte del accionista mayoritario de la sociedad, Puig, S.L., controlado por Exea (sociedad patrimonial de la familia Puig) por un total de 1.360 millones de euros.

Además, según explica la compañía, la opción de sobre-adjudicación concedida por el accionista vendedor de hasta aproximadamente el 15% del tamaño de la oferta, por un importe de hasta 390 millones de euros, podrá ser ejercida por el agente de estabilización (Goldman Sachs Bank Europe SE) hasta el 1 de junio de 2024.

Leer más:  El Ibex 35 ha sufrido una bajada del 1,44% al comenzar el mes de agosto, lo cual supone su peor día en casi un mes. Actualmente, se encuentra en los 9.500 puntos

LA FAMILIA PUIG CONSERVARÁ UNA PARTICIPACION MAYORITARIA

Tras la oferta, asumiendo el ejercicio al completo de la opción de sobre-adjudicación, la familia Puig, a través de Puig, S.L., conservará el 71,7% de los derechos económicos de la sociedad y el 92,5% de sus derechos de voto.

Asimismo, Puig Brands y el accionista vendedor han acordado determinados compromisos de no disposición (‘lock-up’) con las entidades aseguradoras de la oferta durante un periodo comprendido entre la fecha de la firma del contrato de aseguramiento y 180 días naturales a partir de la admisión.

Los consejeros, altos directivos y determinados empleados de la compañía también están sujetos a determinadas restricciones de disposición durante un periodo comprendido entre la fecha de firma del contrato de aseguramiento y 365 o 180 días naturales después de la admisión, pero sólo con respecto a un determinado número de acciones de clase B.

En opinión de la compañía, según destaca en el folleto, convertirse en una empresa que cotiza en Bolsa implica un “mayor nivel de escrutinio” por parte de los inversores, analistas, reguladores y el mercado en general, “garantizando que las próximas generaciones de la familia Puig estén sujetas a los estándares más altos posibles mientras dirigen la compañía en la dirección estratégica correcta”.

“Esto permitirá a la firma competir mejor en el mercado internacional de la belleza durante la próxima fase de desarrollo. Como resultado de la oferta, las estructuras corporativas y de capital de la sociedad se alinearán mejor con las de las mejores empresas familiares del sector de la belleza ‘premium’ a escala mundial, que cuentan con un fuerte núcleo accionarial vinculado en la mayoría de los casos a sus familias fundadoras, lo que fomenta un enfoque de pensamiento a largo plazo”, subraya la firma.

Leer más:  En España y Europa, se considera a Chile como un país ambicioso y muy interesado en la inversión extranjera

Asimismo, la empresa cree que convertirse en una empresa que cotiza en Bolsa implicará “una mayor visibilidad y conocimiento”, lo que debería proporcionar a la empresa “herramientas útiles” para la atracción y retención de talento, al tiempo que abre el acceso al capital como otra fuente de financiación para apoyar la estrategia de crecimiento de las marcas y la cartera de la empresa.

DIVIDENDOS

Respecto a la retribución a sus accionistas, el grupo señala que no ha aprobado ninguna política de dividendos. No obstante, indica que tiene la intención de distribuir dividendos en efectivo en un futuro próximo “de manera prudente”, el primero de ellos posterior a su oferta en 2025 y con cargo a los resultados de 2024.

En este caso, prevé mantener un ‘pay out’ (ratio de dividendo sobre beneficio atribuible) de aproximadamente el 40%, en línea con su historial en dividendos, no afectando a sus objetivos de continuar haciendo crecer su negocio y ejecutando su plan de negocios.

A futuro, el folleto destaca que se evaluará si introducir una política de dividendos, “dependiendo de sus resultados futuros y necesidades de financiación”.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorSilvia Abascal ocupará el puesto número 23 en la lista del PSOE para las elecciones europeas
Artículo siguienteSilvia Abascal y Raúl Pesquera, antiguos miembros del partido, fueron colocados en los lugares 23 y 55 de la lista del PSOE para las elecciones europeas